Cargando...

Efemérides

Higinio García, el sello de un tricampeón

Sábado 28 de Mayo de 2022
Se destacó por su fiereza y su fútbol dentro de uno de los equipos más recordados de nuestra historia. Desde la defensa se encargó de manejar los hilos de una Academia que gracias a su aporte y al del resto de sus compañeros, se quedó de manera consecutiva con los títulos de 1949, 50 y 51. Hoy Racing se encarga de recordar una vez más la figura de uno de los ídolos de su historia.
Higinio García, el sello de un tricampeón
A éstas alturas ya es toda una obviedad el mencionarlo, pero no por eso hay que dejar de hacerlo. Racing Club cuenta en su haber con 119 años de vida de una riquísima historia y un pasado repleto de gloria. Y como eso ya es sabido, es también irrefutable el hecho de que luego de tantas jornadas a lo largo del tiempo fueron construidas por una larga lista de galería de símbolos que forjaron la identidad del club, desataron el amor de multitudes y le entregaron a nuestra institución la grandeza de la que todavía hoy disfruta. Nuestra historia no empezó ayer y merece ser contada, ya que es fundamental conocerla para saber quienes somos y hacia dónde vamos. Por eso, como homenaje respetuoso y como saludo eterno, se recuerda a éstos grandes en las fechas que ya les pertenecen. A los ídolos académicos, simplemente gracias. Ayer, hoy y siempre.

Higinio García era sólido y valiente. Tan sólido y tan valiente que le sobraba categoría para jugar en Racing. Nacido el 14 de marzo de 1923, su llegada al club se dio en 1940, cuando todavía era un joven que soñaba con llegar lejos. Pese a sus condiciones técnicas y tácticas, reemplazar al gran José Salomón fue una tarea que le costó más de un dolor de cabeza. Salomón era el símbolo indiscutido del equipo e iba a tener que haber paciencia en los hinchas para hallar a su sucesor. 

García se alejó dos temporadas de Avellaneda para acumular experiencia: jugó en Tigre en 1946 y en Atlanta en 1947. Regresó en 1948, listo para ingresar de lleno a las páginas más importantes de la historia de la institución. Junto a José Manuel García Pérez, constituyó la base del conjunto que rompió la mala racha en el profesionalismo y que se coronó de manera consecutiva en 1949, en 1950 y en 1951. Tan fundamental terminó siendo su presencia como back derecho que acabó como capitán de la Academia. Fue, como si fuera poco, el jugador que más partidos disputó en ese ciclo brillante: 99 veces lució la camiseta celeste y blanca.

Su decisión de alejarse de las canchas llegó en 1952 tras haberlo ganado todo. En total, jugó con la casaca celeste y blanca 133 encuentros y convirtió -nada más ni nada menos- 23 goles. Sus potentes y precisos disparos le permitieron anotar a menudo de tiro libre y de penal. También se las ingeniaba para imponerse de cabeza en el área contraria. 

El enorme García falleció el 28 de mayo de 1992. Y en la jornada de hoy, a 30 años de su partida física, va de nuevo por parte de la institución el merecido homenaje desde éste lugar para con la memoria de un ídolo académico con todas las letras. Gracias eternas, querido Higinio.

Notas relacionadas

¡Supercampeones!

Efemérides

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...