Cargando...

Fútbol Masculino

Y se quedó corto...

Martes 19 de Octubre de 2021
Racing se recuperó de un primer tiempo desfavorable, controló el segundo, se repuso de la desventaja a poco del cierre y debió haber ganado por las situaciones nítidas que generó en el final. El 1-1 ante Unión en Santa Fe tuvo gusto a poco.
Y se quedó corto...
Vale por la capacidad de recuperación, por la superación ante la adversidad y, también, por la decisión de no haber aceptado el empate como reparto conveniente. En el balance Racing debió haberse llevado más que el 1-1 de Santa Fe. Es cierto que Unión ejerció control y tuvo un par de ocasiones nítidas en el inicio, una frustrada por Mauricio Martínez en la línea y otra tapada por Gabriel Arias. El local, en esa primera media hora, sacó provecho del ritmo sostenido que le dio al juego y de un Racing demasiado largo y sin contención en el medio. Pero Licha López activó el despertador poco antes del fin de ese período y, en dos sucesos continuos (derechazo y otro más al tomar el rebote), puso en acción a Moyano, que mantuvo el cero.

Fue un indicio saludable la maniobra de Lisandro, porque en el segundo tiempo se vio otro Racing, más compacto y con lucidez para atacar por la zona más permeable de Unión, su banda derecha. Allí hubo una plataforma de lanzamiento para los pelotazos cruzados de Rojas y Moreno que expusieron la vulnerabilidad de la defensa de Unión. Moyano, otra vez, surgió como obstáculo ante un zurdazo de Copetti. La Academia iba a más... Sin embargo, su único desliz tuvo alto precio, ya que el 1-0 llegó después de una pelota en modo pinball en el área, que terminó con una media vuelta de Calderón colgada arriba.

Con poco más de 20 minutos por jugar, el resultado parecía una sentencia. No fue así porque Racing no se desesperó y profundizó la búsqueda. De hecho, el 1-1 nació de un lanzamiento largo de Moreno desde la izquierda -la franja derecha de Unión- que Copetti apenas rozó para un desvío oportuno. A los 35 minutos, esa circunstancia sugería el fin anunciado, la chapa definitiva para el encuentro. El 1-1 confunde: Racing mantuvo su ambición y dispuso de dos chances absolutas que debieron haberle dado el triunfo. La primera, a los 43, fue una asistencia de pecho de Copetti a Cvitanich, cuyo derecho acabó en un poste, con el añadido de que el disparo que Copetti realizó al capturar la pelota fue interceptado por Corvalán. Y a los 47, un cabezazo de Alcaraz, con comba ideal, generó una tapada notable de Moyano (sumó cuatro intervenciones determinantes).

Fotos: Foto Baires.

Notas relacionadas

Listos para salir a escena

Fútbol Masculino

Acción sin interrupciones

Fútbol Masculino

Avanza la recuperación

Fútbol Masculino

¿Qué estás buscando?

Ingresá tu búsqueda en el siguiente formulario. Ejemplos: "juveniles", "Predio Tita", etc...